martes, 3 de noviembre de 2009

FUN, FUN, FUN.



Hace un par de semanas paseaba por la parte vieja de mi ciudad. Pisaba las hojas que habían sobrevivido a su suicido otoñal. Miraba las piedras silentes y buscaba alguna musa que me besara en la boca entre café y café.


Me descubrí acariciando el otoño, oliéndolo, empapándome de melancolía pura. Entonces un escaparate llamó mi atención. Vi a San José, la virgen, virgen María, el niño Jesús, un buey, un burro, un Ángel aún no caído colgado de un árbol nevado y apuntando su boquita angelical hacia un grupo de pastores que corrían a adorar al niño que ha nacido ya, que ha nacido ya.


Me quedé petrificado por la amplia sonrisa del niño yacente. Y por las amplias tetas de la escaparatista, también. Pero no ha sido esto último lo que hasta hoy no me ha permitido escribir. Hasta hoy no he abierto este blog. Aunque sabía desde el día de autos y de paseos ocres que hablaría sobre un niño prematuro.


Y he hablado con el mejor amigo que un niño diablo puede tener. Y me ha regalado, y eso que ni es mi cumpleaños ni estamos en reyes, bueno, o eso creo... el título para este contenedor de letras, de historias que brotan de y desde mis cafés.


Así que sí. Que la Navidad cada vez llega antes. Que faltaban tres meses para que naciera ese niño que según la tienda de moda y de modas ha visto la luz de las rebajas. Para el veinticinco de diciembre el recién nacido ya no será un recién nacido. Andará dándole que te pego al buey, al mulo, tirándole de las orejas a su seudo padre, pidiéndole la merienda a su madre más virgen que antes de alumbrarlo. Y, sobretodo, con semejante aprendizaje, cuando vea llegar los reyes con sus regalos dirá que vaya mierda. Que en la tienda donde él nació hay cosas mucho más chulas.


Y, la verdad, ojalá hubiera nacido en un pesebre así. Y sentirme Rómulo y Remo. Y ser alimentado por esa loba que me ofrecía su sonrisa pre navideña.


Pero no creo en la Navidad que llega cuando aún guardo luto por el verano. No debe ser muy bueno mezclar polvorones y sangría en una terraza estival. Porque si fuera así, así de cierto, ese niño moriría crucificado en febrero. Aunque tiempo al tiempo, que como al corte inglés le de por darle matarile antes de Semana Santa para adelantar las rebajas... no habrá milagro que lo salve.


En fin, fin. Yo también quiero ser el primero en algo: Feliz Navidad, joder, por si alguno de vosotros cree y crece con ella.

13 comentarios:

  1. Hola...
    Bien hallado tú, Cafetario, con tu luto por el verano y su escepticismo ante las fechas más prematuras del año...

    Gracias por tu visita. Compartiremos café.

    ResponderEliminar
  2. Demasiado pronto para todo esto ¿no? Aunque pensándolo mejor, antes empezaremos a empaparnos de la falsa navidad. Yo también me quedo, aunque si no es mucho pedir... ¿puede ser un té? :)

    ResponderEliminar
  3. te das cuenta que si en vez de gustarte el café te gustase el té, como a Elektra, esto, en vez de llamarse Cafetario se llamaría Tetario? jeje! guay que te hayas decidido a pasar esos ratos de libreta y café al ordenata ASIDUAMENTE!!! ya mismo te veo haciendo "el Cierre" con Gabilondo en Cuatro o "la mirada crítica" en la Ser con aquel presentador del Telediario que le dieron el Planeta y que no me acuerdo del nombre!!!

    ResponderEliminar
  4. Gracias al niño que ya ha nacido, fun fun fun, yo no estaré en este país en fechas tan señaladas. Ni comeré corderos ni cerdos.

    ResponderEliminar
  5. Jajaja...Feliz Navidad..?
    No fastidies que yo todavia voy en manga corta!!!

    ResponderEliminar
  6. ¡¡Hola Llej!!
    Me ha gustado leerte, cuando lo hacía me veía en ese escaparate que describes, claro que las tetas de la escaparatista no me habrían motivado pero seguro todo lo demás no habría pasado desapercibido…
    Pues te agradezco que felicites las Navidades, en mi caso serás el primero,jajaja.
    Agradezco tu visita y comentario, espero y deseo compartir muchas tazas de café contigo, es mi vicio más permisivo, eso sí, mi tiempo es muy limitado pero estaré impaciente por volver…
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  7. Sería el colmo festejar el dia del marketing!!!

    Saludos

    DEDOS QUIETOS

    ResponderEliminar
  8. De la navidad me quedo con imagenes como la que acompañan el texto...

    ResponderEliminar
  9. Y que el año que viene sea al menos tan próspero como la chica del escaparate...!
    Gracias por leerme.

    ResponderEliminar
  10. Que tus ojos vean la Paz,
    Tus manos realicen Ilusiones,
    Tu boca saboree sonrisas,
    Y tu corazón alcance Amor,
    Que seas siempre Feliz,

    ¡¡FELIZ NAVIDAD!!

    Besos de Turrón.

    ResponderEliminar